domingo, 24 de diciembre de 2017

Lucía y la homofobia


Twitter lo carga el diablo. Eso está cada día más claro. Es imposible para los que interactuamos en ese espacio no tener nuestros días malos, incluso para una persona como yo que extremo la prudencia al máximo y des-escribo tuits mucho más que de los que escribo.

En la mañana del pasado día 12 de diciembre, leí una columna de Lucía Extebarría titulada Budsexers, homosexualidad reprimida,misoginia y machismo que me produjo un gran desasosiego. Resumiendo (aunque recomiendo su lectura completa) la señora Extebarría responsabiliza de la bestial violación de la manada a la necesidad de verse la polla los unos a los otros porque no pueden reconocer en alto su parte homosexual.

Tras la lectura, no pude resistirme a compartir el siguiente tuit:


Posiblemente una decisión desacertada. Porque minutos después, una desairada Extevarría me respondía:


Ante lo cual me comprometí a responderle mediante un post, que hoy, querida y querido lector, es el que estás leyendo.

El culo y las témporas.

Yo también sufrí un terrible impacto con las noticias de la brutal violación de la manada a una chica madrileña, a penas salida de la adolescencia, por parte de un grupo de hombres sevillanos, en la fiesta de los Sanfermines.

Comprendo que la necesidad de explicarnos tan terrible comportamiento, agravado con el consabido son muy buenos muchachos de familiares y amigos, puede llevarnos a exponer algunas explicaciones bastante peregrinas, sin mayor trascendencia.

Si sólo se tratase de eso, la lectura de la opinión de Lucía Etxebarría no me habría llevado más que a negar con la cabeza y pasar a otro tema. Pero es que, como sugería en mi tuit, llovía sobre mojado.

Ignoro si los miembros de la manada son o no budsexers, es decir, personas heterosexuales que mantienen relaciones homosexuales. Mucho se ha escrito sobre el tema, y no voy a detenerme si tal cosa es posible o son personas homosexuales reprimidas con una gran homofobia asumida.

Lo que sí hay que reconocer es que Etxebarría rompe con un discurso homogéneo y tradicional del feminismo: el de la cosificación de la mujer por parte del hombre. Porque de acuerdo con la tradición feminista, la realidad es simple: lo que excita al macho es despersonalizar a la mujer, convertirla  en un objeto donde saciar su necesidad de dominio, incluido el sexo. Esta escena es, como dice la autora, muy habitual en la pornografía heterosexual.

¿Pretende Lucía Etxebarría cuestionar este principio? ¿A caso la escritora busca establecer un nuevo discurso feminista en el que se niega la cosificación de la mujer, ya que el fin último del machista es poder ver el rabo a otros machos?

En mi opinión, no creo que la escritora buscara con su artículo un cambio discursivo, sino tan sólo hallar un culpable a tan repugnante violación. ¿Y qué más fácil que culpar a la homosexualidad, reprimida eso sí, de todos los males de la humanidad?

Una conclusión que, lejos de amplificar la denuncia del machismo, lo que hace  es reforzar el machismo y el heteropatriarcado, porque la conclusión última exculpa al heterosexual machista y culpabiliza al homosexual reprimido (que de ser cierta su hipótesis no dejaría de ser también víctima, otra víctima más del machismo). Esa bestialidad no es cosa nuestra, puede pensar un o una machista hetero, eso es culpa de los maricones.

Llueve sobre mojado

Esto me llena de zozobra. En caso de ser cierta mi hipótesis, ¿qué llevaría a una mujer inteligente, que ha hecho gala de su bisexualidad y ha sido parte de la lucha LGTBI de este país, a tal conclusión que refuerza los prejuicios sobre las personas homosexuales?

Desde una parte del movimiento LGTBI venimos observando una deriva homófoba de cierto discurso feminismo, que ha aparecido en torno al debate de la gestación subrogada. Me niego, no sé si por razones sentimentales, a pensar que más que aparecer ha emergido. Pero el caso es que desde algunas tribunas feministas se ha denunciado dicha técnica reproductiva como el capricho de gais ricos para comprar bebés de mamás pobres, explotando el útero de esas mujeres.  

La alianza estratégica entre movimiento homosexual y feminismo ha sido una de las fortalezas que nos han permitido avances importantes en el campo de la diversidad sexual. Un apoyo donde el movimiento feminismo ha aportado más que recibido. Y por eso, el reconocimiento de las personas LGTBI debe ser eterno.

Pero los discursos neo-homófobos, además de ser falsos, están sembrando de desconfianza y susceptibilidades las relaciones entre ambos grupos.

Falsos, porque la mayoría de las personas que han accedido a la maternidad y la paternidad por subrogación son heterosexuales, en pareja o solteras. De hecho, durante años, nadie en los registros civiles de los consulados españoles, donde se inscribían dichos niños, sospechó que aquel bebé de una pareja (hombre y mujer) o una mujer soltera, no fuesen el resultado de los métodos tradicionales para procrear. Tan sólo cuando apareció una pareja de dos hombres para inscribir a su bebé, los funcionarios consulares se percataron de que era difícil explicar aquella procreación por la vía biológica tradicional.

Que una baronesa sea madre de dos hijos en una edad donde la naturaleza hace descartar la maternidad no deja de ser una simpática noticia de la sección de sociedad. Que un cantante claramente gay sea papá sin una mamá a quien endosar la criatura desata una tormenta perfecta.

Y Lucía Etxebarría escribió su columna

Por ello escribí en mi post: Triste y preocupado por la deriva #homofobica de cierto feminismo. @LaExtebarría es la última, pero no la primera.

Lo que buscaba con mi reflexión (posiblemente no tan acertada como pretendía) era señalar un hecho para mí objetivo: mujeres feministas inteligentes que comienzan a ver con sospecha a los hombres homosexuales, a los que culpabilizan de algunas de las desgracias de su género.

Los seres humanos somos complejos. El binarismo nunca ha sido más que un deseo de las culturas natalistas, que son las que nos han llevado a guerras, exterminios, y holocaustos. Pero la realidad es tozuda, y las personas somos mucho más diversas de lo que nos gusta admitir.

Y la diversidad genera inseguridad, angustia, temores. Nos sentimos más confortables en un mundo de opciones binarias, blanco o negro, y tendemos a rechazar todo aquello que nos lo cuestione.

Porque la realidad es que la brutalidad de la manada no es nueva. Por muy impactados que podamos estar, en poco se diferencia de otras miles de atrocidades que hemos visto en el pasado. Y me temo que a Lucía Etxebarría la agresión de aquellos Sanfermines, sin darse cuenta, le llevó a buscar consuelo en ese binarismo de malos y buenos, donde una vez más, los hombres homosexuales nos llevamos la peor parte.

Y eso, aquí y en Pekín, se llama homofobia.

sábado, 24 de diciembre de 2016

Las mujeres de los rojos, por fin, han conocido hombres de verdad


Manuel Muñoz Medina ha intentado justificar su acción, que sólo puede tacharse de violencia machista, como “broma de mal gusto”. En algunas noticias se ha llegado a insinuar como justificación el alto grado de intoxicación etílica que supuestamente embargaba al empresario y vocal de la Cámara de Comercio de Sevilla en el momento de su repugnante acción.

Mi primer pensamiento después de la repugnancia que sentí al leer la noticia, fue que si esto le había ocurrido a una política de primera fila, feminista y peleona, que sucederá con las trabajadoras de dicho empresario. Porque cualquiera puede llegar a la conclusión que, para este empresario, acorralar y violentar a una mujer es algo gracioso, una broma.

Pero luego recordé al infame Queipo de Llano (maldito sea esté donde esté) y sus discursos radiofónicos, cuando anunciaba a los cuatro vientos de las ondas que los legionarios enseñarían a las mujeres de los rojos que era un hombre, “y no castrados milicianos” para finalizar afirmando que “Dar patadas y berrear no las salvará”. Es decir, que resistirse a la violación no sería suficiente para evitarla.

Y mucho me temo que en este caso concreto, además de la naturaleza de violencia machista, el acto repugnante de Manuel Muñoz Medina oculta un vector ideológico: mostrar a una roja, esposa de un “miliciano castrado”, el alcalde de Cádiz en este caso, lo que es un hombre de verdad.

Y es natural que las enseñanzas de Queipo pervivan socialmente en una sociedad que no tiene la decencia de sacar de la basílica de la Macarena los restos de un genocida, patrocinador del asesinato en masa de más de 15.000 personas en la provincia de Sevilla fundamentalmente pero también de otras partes de Andalucía, autor intelectual de los asesinatos de García Lorca o Blas Infante.

Y es que no se trata de un hecho aislado, sino que lo hemos visto recientemente durante la investigación por violación de una chica madrileña en Pamplona supuestamente por varios jóvenes sevillanos, algunos miembros del ejército y de los cuerpos de seguridad del Estado.

Muchos aún en Sevilla comparte con Queipo y Manuel Muñoz Medina un poso social e ideológico, no solo de machismo violento, sino de desprecio a la dignidad humana.

Dios los cría.....


sábado, 20 de agosto de 2016

Aquel terrible agosto de 1936

Justo Morterero en el patio de su casa de calle Cervantes de Écija, con su esposa Isabel, y sus hijos Justita, Carmenchu, Benito y Manolito.

En este mes se está conmemorando el agosto más infausto para la provincia de Sevilla en toda su historia, cuando tras el felón levantamiento militar de julio de 1936, Gonzalo Queipo de Llano (que sería expulsado de la carrera militar por el Tribunal Supremo) impone un régimen de terror que luego extendería por toda Andalucía.

Fueron los famosos asesinatos por Bando de Guerra, por el que se masacraron a decenas de miles de personas (15.000 sólo en la provincia de Sevilla).

En aquel terrible agosto cayeron asesinados, por orden de Queipo de Llano, prohombres como Blas Infante, Manuel Barrios Jiménez o Federico García Lorca. Y también fue asesinado mi abuelo Justo Morterero Felipe, maestro nacional. Mi abuela Isabel del Pino Díaz, ya viuda, escribió a su hermana Carmen una carta que la censura militar de la guerra fue incapaz de tachar: ¿Por qué lo mataron si era un hombre honrado, buen padre, buen esposo y buen maestro?

Quiero sumarme a las conmemoraciones de este agosto de 2016, recuperando aquellos últimos momentos de Justo Morterero, que asesinado vilmente dejó viuda, cuatro hijos y un quinto que no llegó a nacer por culpa de la terrible noticia que soportó mi abuela.

ÉCIJA, AGOSTO DE 1936

Justo Morterero Felipe llegó junto a su familia a Écija desde Rebollosa de Hita en 1932. Su destino en la localidad alcarreña estuvo motivado por la enfermedad de su madre, Crisanta Felipe y Pajares, por lo que tras su fallecimiento en 1931 ya no tenía sentido continuar en Castilla.

Su esposa, Isabel del Pino Díaz, nacida en La Palma del Condado y criada en Málaga, echaba de menos su tierra andaluza, y por ello Justo solicitó un destino lo más cercano a Málaga.

En Écija se afilió a la FETE, con la que colaboró en los cursos de alfabetización de adultos de la Casa del Pueblo. Tras el alzamiento el 18 de julio de 1936 permaneció en Écija a pesar de ser aconsejado para que abandonara la localidad en dirección a Portugal, ya que consideraba que no había cometido delito alguno por el cual debiera ocultarse.

Detenido a finales de julio, le trasladaron a la Remonta Militar por un militar conocido de su época de Ceuta, el cual le dijo: “Morterero, me lo voy a llevar a la Remonta, porque si no estos lo fusilan”. Pero los falangistas, aprovechando la ausencia del militar, lo sacaron del cuartel y lo trasladaron a un edificio municipal.

La mañana del 22 de agosto, su hija Carmen fue a llevarle comida a la cárcel, como hacía todos los días. Al llegar, una desconocida le dijo: “Vete, hija, que estos hijos de puta han fusilado a tu padre”.

Justo Morterero había sido asesinado esa madrugada y enterrado en una de las fosas comunes en el cementerio municipal de Écija.

Tal impresión le causó a la joven Carmenchu, que tiró la comida a un alcorque y al regresar a casa no dijo nada a su madre y sus hermanos. Durante varios días llevó la comida a la cárcel, hasta que finalmente le confesó a su madre el asesinato de Justo Morterero. Isabel, embarazada, perdió el niño por la terrible noticia.

HISTORIA DE UN ASESINATO FÍSICO Y LEGAL

18 de julio de 1936. Las fuerzas militares y la Falange se hacen con el poder de Écija.

22 de agosto de 1936. Justo Morterero Felipe es asesinado por Bando de Guerra.

5 de septiembre de 1936. Es suspendido de empleo y sueldo por Orden de Gonzalo Queipo de Llano, General Jefe del Ejército del Sur.

7 de diciembre de 1936. El Presidente de la Comisión de Cultura de Sevilla ordena la instrucción de un expediente de depuración, ordenándose a Justo Morterero que contestara “contestar con la mayor urgencia posible” un cuestionario detallado sobre su actividad política y sindical. Cuestionario que evidentemente no podía cumplimentar y que se conserva en blanco en su expediente de depuración.

24 de Enero de 1937. El alcalde de Écija Eduardo Tomás Velasco firma el informe sobre Justo Morterero requerido por la Comisión de Depuración D) de Sevilla.

3 de Marzo de 1937. El Brigada Raimundo Perez firma el informe sobre Justo Morterero requerido por la Comisión de Depuración D) de Sevilla. En él, afirma que las relaciones de Morterero con autoridades y vecino era mala, pero ignoraba su paradero en ese momento, señalando que no residía en Écija.

13 de marzo de 1937. El director de las Escuelas Salesianas José María Carrasco y Carrasco se limita a firmar su informe cumplimentado exclusivamente el apartado de Observaciones con la siguiente afirmación: “Ha desaparecido”.

24 de agosto de 1937. La vecina María Teresa Aguilar Valderrama firma un informe, cumplimentando también exclusivamente las Observaciones señalando que “Fue fusilado no recuerdo si en Agosto o Septiembre del año 1936 creo innecesaria más declaración”.

30 de agosto de 1937. Por orden del Juzgado superior del 27 de agosto de 1937, el juez municipal accidental Juan Castrillo y Diez procede a inscribir su defunción, firmando como testigos de tal hecho Francisco Rojo Abolafia y Miguel Gallardo Cubero.

12 Septiembre 1937. Por último, el farmacéutico de Écija Francisco Romero García firma el informe que más información aporta, a la vez que muestra mayor odio. Así señala que es un profesional “poco preparado” que pertenecía “á Izquierda Republicana” y a FETE, que había contribuido directa o indirectamente a sostener y propagar los partidos, idearios e instituciones del llamado Frente Popular, que fue detenido y “creo que le fue aplicado el Bando de Guerra”, había defendido y propagado ideas disolventes del Frente Popular,  y había sido profesor de la Casa del Pueblo.

2 de marzo de 1939. El presidente de la Comisión Depuradora del Magisterio Primario de Sevilla, M. Lora, eleva el expediente a la Comisión Depuradora D) de Sevilla.

8 de mayo de 1940. La Comisión Depuradora D) de Sevilla propone la separación definitiva del interesado.

18 de Noviembre de 1940. La Comisión Superior Dictaminadora de Expedientes de Depuración del Ministerio de Educación Nacional propone al ministro de educación la separación definitiva del servicio y baja en el escalafón de Justo Morterero, cuatro años y tres meses después de haber sido asesinado.

ACTA DE DEFUNCIÓN DE JUSTO MORTERERO FELIPE

Don José Osuna Escalera, Juez municipal de esta ciudad de Écija, y encargado del registro civil de la misma
Certifico: que el folio 429 de la seccion de defunciones de este registro civil se encuentra el acta que copiada literalemne es como sigue,
Numero 412= Justo Morterero Felipe=En la ciudad de Ecija, provincia de Sevilla, á las doce horas del treinta de Agosto de mil novecientos treinta y siete, ante el señor Don Juan Castrillo y Diez, Juez municipal accidental y Don Manuel Sillero Hornillo, secretario, se procede á inscribir la defuncion de D. Justo Morterero Felipe, de cuarenta y nueve años, natural de Trijueque, hijo de Benito y de Maria Crisanta, domiciliado en esta, calle Cervantes Letra M. de profesion maestro Nacional, de estado casado, con Dª Isabel del Pino Diaz, de cuyo matrimonio deja cuatro hijos, llamados Maria Crisanta, Maria del Carmen, Benito Manuel y Justo Manuel, todos menores de edad, fallecio á consecuencia de la guerra, en esta ciudad, el dia veinte y dos de Agosto del pasado año de mil novecientos treinta y seis, según resultad de la carta orden del Juzgado superior, fecha veinte y siete del actual
Esta inscripcion se practica en el local de este Juzgado en virtud de expresada carta orden, habiendola presenciado como testigos Francisco Rojo Abolafia y Miguel Gallardo Cubero, mayores de edad y vecinos de esta Leida este acta se sella con el del Juzgado y la firman con con el señor Juez los testigos, doy fe=Manuel Sillero=Rubricadas=========
El acta inserta es copia fiel de su original á que refiero. Y para que conste a peticion de parte interesada, expido la presente en Ecija á treinta de Junio de mil novecientos treinta y ocho, segundo año trounfal=

EXPEDIENTE DE DEPURACIÓN DE JUSTO MORTERERO FELIPE

(Hoja 1)

Archivo General de la Administración. Caja/legajo: 32/12943

(Hoja 2)

Resuelto 28649. Pueblo Ecija. EXPEDIENTE de Apellidos Morterero Felipe Nombre Justo. 367. Comisión Depuradora de Instrucción Pública D Sevilla.

(Hoja 3)

MINISTERIO DE EDUCACIÓN NACIONAL. COMISIÓN SUPERIOR DICTAMINADORA DE EXPEDIENTES DE DEPURACIÓN. Examinado el expediente de depuración del Maestro de Écija. D. Justo Morterero Felipe así como la propuesta de la Comisión depuradora de la provincia de SEVILLA, y teniendo en cuenta la ley de 10 de febrero de 1939 y disposiciones especiales dictadas en relación con el personal docuente dependiente del Ministerio de Educación Nacional, la Comisión Superior Dictaminadora propone a V.E. La separación definitiva del servicio y baja en el escalafón. Madrid, 18 de Noviembre de 1940. El Presidente, El Vocal Ponente,

(Hoja 4)

(Manuscrito) nº 28649 Nombre: D. Justo Morterero Felipe. Cargo maestro de Ecija Propuesta: Procede la separación definitiva del cargo. Madrid 2 agosto 1940.

(Hoja 5)

(Manuscrito) Original carpeta de Sevilla Justo Morterero

(Mecanografiado) La Comisión Depuradora D) de Sevilla en fecha 8 de Mayo de 1940 propone la separación definitiva del interesado. Madrid 18 de Mayo de 1940. EL JEFE DE LA OFICINA DE DEPURACIÓN.

(Hoja 6)

COMISIÓN DEPURADORA DEL MAGISTERIO PRIMARIO DE SEVILLA

DICTAMEN Excmo. Sr.: Esta Comisión tiene el honor de manifestar a V.E. que visto el expediente del Maestro de Ecija D. JUSTO MORTERERO FELIPE, suspenso de empleo y sueldo por Orden del Excmo. Sr. General Jefe del Ejército del Sur con fecha 5 de septiembre de 1936 y resultando de la información reglamentaria que falleció en los primeros dias del Glorioso Alzamiento Nacional, se eleva a V.E. a los efectos que estime oportunos. DIOS guarde a V.E. muchos años. Sevilla 2 de marzo de 1939. III Año Triunfa. El Presidente, M. Lora.

(Hoja 7)

COMISIÓN DEPURADORA DEL MAGISTERIO PRIMARIO DE LA PROVINCIA DE SEVILLA – INSTITUTO NACIONAL DE 2ª ENSEÑANZA.

Sr. D. Justo Morterero Felipe Sírvase contestar con la mayor urgencia posible las siguientes preguntas: Por la Comisión, C. Canel.

1.ª ¿Ha pertenecido V. a algún partido político y a cuál?
2.ª ¿Desde que fecha?
3.ª ¿Ha pertenecido a la Federación de Trabajadores de la Enseñanza?
4.ª ¿Ha contribuido V. directa o indieractamente a sostener y propagar los partidos, ideario e instituciones del llamado Frente Popular?
5.ª ¿Cuál ha sido su actuacion después del 19 de Julio?
6.ª ¿Ha defendido o propagado ideas disolventes o pertenecido a Sociedades Secretas?
7.ª ¿De qué pueblo es natural?
8.ª Desde qué fecha presta V. servicios en esta localidad?
9.ª ¿Con antelación a la misma, donde prestó V. sus servicios?
Observaciones.-
Fecha=
El Maestro,

Sin cumplimentar.

(Hoja 8)

COMISIÓN DEPURADORA DEL MAGISTERIO PRIMARIO DE LA PROVINCIA DE SEVILLA – INSTITUTO NACIONAL DE 2ª ENSEÑANZA.

Informe sobre D. Justo Morterero Felipe que emite el abajo firmante después de conocer la Circular del Sr. Presidente de la Comisión de Cultura del 7 de diciembre de 1936.

CONDUCTA.

1.- Profesional Activo en su cargo
2.- Social en sus relaciones con Autoridades, vecinos, etc. Procuraba agradar.
3.- EN su vida particular hombre muy de izquierdas y propagador de estas ideas.
4.- Religiosa hacía propaganda contra la Iglesia y no cumplia con esta.

ACTUACIÓN POLÍTICA

5.- ¿Ha pertenecido a algún partido político y a cual? Simpatizante con los partidos socialistas y comunista.
6.- ¿Desde qué fecha? durante el tiempo que estubo en esta.
7.- ¿Ha pertenecido a la Federación de Trabajadores de la Enseñanza? Se ignora.
8.- ¿Ha contribuido directa o indirectamente a sostener y propagar los partidos, ideario e instituciones del llamado Frente Popular? Hacia propaganda a favor de este.
9.- ¿Cuál ha sido su actuacion después del 19 de Julio? Contra el movimiento salvador y fallecio en las colisiones de los primeros dias.
10.- ¿Ha defendido o propagado ideas disolventes o pertenecido a Sociedades Secretas? Se ignora.
Observaciones.- Las dichas anteriormente.
Fecha= Ecija 24 de Enero de 1937
CARGO Y FIRMA DEL INFORMANTE El Alcalde Etomas (rúbrica)
Nombre y dos apellidos del informante Eduardo Tomás Velasco

(Hoja 9)

COMISIÓN DEPURADORA DEL MAGISTERIO PRIMARIO DE LA PROVINCIA DE SEVILLA – INSTITUTO NACIONAL DE 2ª ENSEÑANZA.

Informe sobre D. Justo Morterero Felipe que emite el abajo firmante después de conocer la Circular del Sr. Presidente de la Comisión de Cultura del 7 de diciembre de 1936.

CONDUCTA.

1.- Profesional Maestro Nacional
2.- Social en sus relaciones con Autoridades, vecinos, etc. mala
3.- EN su vida particular se ignora
4.- Religiosa no

ACTUACIÓN POLÍTICA

5.- ¿Ha pertenecido a algún partido político y a cual?
6.- ¿Desde qué fecha?
7.- ¿Ha pertenecido a la Federación de Trabajadores de la Enseñanza?
8.- ¿Ha contribuido directa o indirectamente a sostener y propagar los partidos, ideario e instituciones del llamado Frente Popular?
9.- ¿Cuál ha sido su actuacion después del 19 de Julio?
10.- ¿Ha defendido o propagado ideas disolventes o pertenecido a Sociedades Secretas?
Observaciones.- no reside en esta localidad y se ignora su paradero
Fecha= 3 de Marzo de 1.937
CARGO Y FIRMA DEL INFORMANTE El Brigada Raimundo Perez (rúbrica)
Nombre y dos apellidos del informante D. Raimundo Perez Merino

(Hoja 10)

COMISIÓN DEPURADORA DEL MAGISTERIO PRIMARIO DE LA PROVINCIA DE SEVILLA – INSTITUTO NACIONAL DE 2ª ENSEÑANZA.

Informe sobre D. Justo Morterero Felipe que emite el abajo firmante después de conocer la Circular del Sr. Presidente de la Comisión de Cultura del 7 de diciembre de 1936.

CONDUCTA.

1.- Profesional
2.- Social en sus relaciones con Autoridades, vecinos, etc.
3.- EN su vida particular
4.- Religiosa

ACTUACIÓN POLÍTICA

5.- ¿Ha pertenecido a algún partido político y a cual?
6.- ¿Desde qué fecha?
7.- ¿Ha pertenecido a la Federación de Trabajadores de la Enseñanza?
8.- ¿Ha contribuido directa o indirectamente a sostener y propagar los partidos, ideario e instituciones del llamado Frente Popular?
9.- ¿Cuál ha sido su actuacion después del 19 de Julio?
10.- ¿Ha defendido o propagado ideas disolventes o pertenecido a Sociedades Secretas?
Observaciones.- Ha desaparecido.
Fecha= 13 de marzo de 1937
CARGO Y FIRMA DEL INFORMANTE El Director de las Escuelas Salesianas
Nombre y dos apellidos del informante José Mª Carrasco y Carrasco

(Hoja 11)

COMISIÓN DEPURADORA DEL MAGISTERIO PRIMARIO DE LA PROVINCIA DE SEVILLA – INSTITUTO NACIONAL DE 2ª ENSEÑANZA.

Informe sobre D. Justo Morterero Felipe que emite el abajo firmante después de conocer la Circular del Sr. Presidente de la Comisión de Cultura del 7 de diciembre de 1936.

CONDUCTA.

1.- Profesional
2.- Social en sus relaciones con Autoridades, vecinos, etc.
3.- EN su vida particular
4.- Religiosa

ACTUACIÓN POLÍTICA

5.- ¿Ha pertenecido a algún partido político y a cual?
6.- ¿Desde qué fecha?
7.- ¿Ha pertenecido a la Federación de Trabajadores de la Enseñanza?
8.- ¿Ha contribuido directa o indirectamente a sostener y propagar los partidos, ideario e instituciones del llamado Frente Popular?
9.- ¿Cuál ha sido su actuacion después del 19 de Julio?
10.- ¿Ha defendido o propagado ideas disolventes o pertenecido a Sociedades Secretas?
Observaciones.- Fue fusilado no recuerdo si en Agosto o Septiembre del año 1936 creo innecesaria más declaración.
Fecha= Ecija 24 Agosto 1937
CARGO Y FIRMA DEL INFORMANTE Mª Teresa Aguilar Valderrama (rúbrica) Sin cargo oficial
Nombre y dos apellidos del informante Mª Teresa Aguilar Valderrama

(Hoja 12)

COMISIÓN DEPURADORA DEL MAGISTERIO PRIMARIO DE LA PROVINCIA DE SEVILLA – INSTITUTO NACIONAL DE 2ª ENSEÑANZA.

Informe sobre D. Justo Morterero Felipe que emite el abajo firmante después de conocer la Circular del Sr. Presidente de la Comisión de Cultura del 7 de diciembre de 1936.

CONDUCTA.

1.- Profesional poco preparado.
2.- Social en sus relaciones con Autoridades, vecinos, etc. la ignoro.
3.- EN su vida particular (ilegible)
4.- Religiosa No le vi nunca en la Iglesia

ACTUACIÓN POLÍTICA

5.- ¿Ha pertenecido a algún partido político y a cual? á Izquierda Republicana.
6.- ¿Desde qué fecha? lo ignoro; antes de las elecciones
7.- ¿Ha pertenecido a la Federación de Trabajadores de la Enseñanza? Si
8.- ¿Ha contribuido directa o indirectamente a sostener y propagar los partidos, ideario e instituciones del llamado Frente Popular? Si
9.- ¿Cuál ha sido su actuacion después del 19 de Julio? Fue detenido y creo que le fue aplicado el Bando de Guerra.
10.- ¿Ha defendido o propagado ideas disolventes o pertenecido a Sociedades Secretas? Si, las del Frente Popular.
Observaciones.- Era profesor de la Casa del Pueblo.
Fecha= 12 Septiembre 1937 = 2º Año Triunfal
CARGO Y FIRMA DEL INFORMANTE Romero (rúbrica)

Nombre y dos apellidos del informante Francisco Romero García = Farmacéutico = Ecija

sábado, 26 de marzo de 2016

Las tres negaciones de Kichi, o la mutación del revolucionario.



Que una vecina de Cádiz reviente el Pleno Municipal de Cádiz no es novedad. Y que el hecho se convierta en noticia viral, tampoco.

Ocurrió cuando Aysha Elmortada (palabrita de honor que es un nombre real) interrumpió el Pleno el 31 de marzo de 2014, cuando era alcaldesa Teófila Martínez, pidiendo que se cumplieran las promesas municipales de ayudas tras un desalojo. También cuando lo hizo Inmaculada Michinina (tampoco me he inventado el apellido, lo prometo) lo interrumpió el 29 de julio de 2013, pidiendo una licencia de venta ambulante.

Por eso no sorprende que sea otra vecina gaditana, Tamara Escarcena, la que el pasado miércoles 23 de marzo haya reventado el Pleno de Cádiz exigiendo el cumplimiento de la promesa del alcalde, José María González, más conocido en el gaditanismo por Kichi, de ayuda ante una difícil situación económica.

Estos hechos indignan tanto a los partidarios de un alcalde como divierten a los partidarios de la oposición. La hilaridad que las interrupciones de Elmortada y Michinina provocó en su momento entre los detractores de Teófila Martínez, solo fue superada por el cabreo de sus seguidores. E imagino que habrán sido los partidarios de la Teo los que anden desternillándose mientras los seguidores de Cádiz Si Se Puede estén que trinan.

Pero tampoco se trata de actuaciones que se produzcan exclusivamente en la Tacita de Plata, y en casi todos los ayuntamientos de capitales de provincia se han vivido situaciones parecidas. Es más, muchos colectivos lo utilizan como estrategia para visibilizar sus protestas: interrumpen el pleno, muestran carteles o eslóganes en las camisetas y a continuación abandonan el Pleno, una vez conseguida la foto que de inmediato se difundirá por redes sociales y medios on line.

La complejidad de su gestión es directamente proporcional a la duración y violencia verbal de la interrupción. En la mayoría de las ocasiones, la indicación del alcalde o el presidente del Pleno para que se abandone el salón es suficiente para que los protestones depongan su actitud. Pero a veces la pasión o la desesperación de los boicoteadores dificulta una solución decorosa.

Porque siendo un ejercicio de libertad de expresión, colisiona con otros mandatos legales que puede llegar a suponer una imputación por atentado a la autoridad.

De ahí la importancia de la cintura del dirigente municipal que sufre esta situación. Empatía, paciencia y humildad, con la cantidad suficiente de firmeza, son las virtudes que le ayudará a solventar la situación. Y hay que ir preparado para una situación así, ya que éstas situaciones son las que demuestran las fortalezas o debilidades de un dirigente.

Por eso sorprenden las palabras de Kichi ante la interrupción de Tamara Escarcena y su marido. Hay que reconocer que, por el vídeo que se ha difundido, el alcalde de Cádiz muestra cierta habilidad para no convertirlo en una situación tensa y desagradable: se acerca, deja hablar a Tamara y Juan Antonio, y tras unos minutos pide a la pareja que abandonen el Pleno. Pero toda esta gestión se quiebra con sus palabras finales, cuando afirma:

Por favor…. por favor… A la próxima que tenga que llamar la atención, voy a desalojar, lo siento, ¿eh?. Este Pleno… bien, bien, pero este no es el sitio. Este pleno está ahora mismo reunido aquí la soberanía del pueblo de Cádiz, y nadie puede interrumpirlo. Nadie. Sin excepciones. Nadie. Sin excepciones. Nadie. Sin excepciones. Nadie. Por favor. Silencio…

Dice el refrán que de la abundancia del corazón, habla la boca. La actitud de acercarse y aplacar los ánimos podía ser impostada. Pero la reiterada afirmación de que nadie, sin excepciones, puede interrumpir el Pleno (y que recuerdan a las tres negaciones de San Pedro), no.

¿Ha cambiado el poder a Kichi? ¿O se ha revelado la verdadera condición de José María González? En todo caso, estas palabras le radiografían y muestran una concepción política determinada y sorprendente, porque entra en colisión con el apoyo y la complicidad de su partido con estas situaciones cuando la alcaldía la ostentan alcaldes y alcaldesas de otras opciones partidarias.
        
Cierto que no es lo mismo prometer que repartir trigo. Cierto que no es lo mismo ver los toros desde la barrera que en medio del ruedo. Pero sobretodo, lo cierto es que no es posible ser o haber sido de los de abajo quien tan rápidamente se retrata como uno de los de arriba. 

sábado, 5 de marzo de 2016

La edición fantasma del Ideal Andaluz de Blas Infante



Hace años, tras descubrir el Ideal Andaluz de Blas Infante Pérez, me dediqué a intentar localizar todas las ediciones que de dicha obra se hubiesen realizado en España.

Era a final de los años 90, principios del 2000, cuando internet aún no tenía el vigor y la información que hoy conocemos. Por tiendas de libros usados, webs especializadas, y catálogos on-line de instituciones y bibliotecas de España y otros países de América y Europa, fui localizando, una a una, las distintas ediciones: la edición príncipe de 1915, la prologada por Lacomba y Tierno de 1976, y las sucesivas de la Fundación Blas Infante. Y, una a una, las fui adquiriendo, bien por compra, bien por regalo de algún amigo, como la de 1982 que tan amablemente me cedió Javier C.S.

Recibir por correo la primera edición del Ideal Andaluz de Infante solo fue comparable con el día que recibí la edición póstuma de la obra Últimas Flores de la sevillana Concepción de Estevarena. Una mezcla de ansiedad al abrir el paquete, de temblor al acariciar el libro, de júbilo por alcanzar un sueño tras una larga, larguísima búsqueda que había durado no menos de cinco años.

En aquellas búsquedas, en una página web que no recuerdo, encontré referencias a una edición de 1916, que nunca he podido encontrar en ningún catálogo. No la encontré en la Biblioteca Nacional, que sólo conserva las ediciones de 1915, 1982 y 2010. Tampoco la localicé en ninguna biblioteca pública del Estado, cosa que sí ocurre con la edición de 1915 conservada en la Biblioteca del Estado de Ceuta, en la Biblioteca de Andalucía (Granada) o en las municipales de Almensilla, Villa del Río, Los Corrales o en la Central de Jerez de la Frontera.
  
Por su parte, la búsqueda de la edición de 1916 en el Catálogo Colectivo delPatrimonio Bibliográfico Español (que incluye los fondos de un total de 800 bibliotecas públicas y privadas de todo el país) resultó igual de infructuosa, ya que si bien localicé la edición de 1915 en bibliotecas como la del Archivo Municipal de Sevilla o de la Central del Campus de Albacete de la Universidad de Castilla-La Mancha (con una dedicatoria de Infante), no apareció por ningún lado una edición de 1916.

Igual de frustrante fue la búsqueda en las bibliotecas de la Universidad de Sevilla, ya que su catálogo Fama sólo consta, con dos ejemplares, la edición de 1915; en la biblioteca del Congreso de los Estados Unidos tampoco la encontré; ni en GoogleBooks (que incluye millones de obras en su catálogo)
  
Por eso, cuando llegó a mis manos un ejemplar de la nueva edición del Ideal Andaluz, publicado en 2015 (con ocasión del centenario de su primera edición) por el Centro de Estudios Andaluces, me sorprendió descubrir que su página 91, además de las conocidas ediciones de 1915, 1976, 1982, 1994 y 2010, la edición de 1916, atribuida al Centro Andaluz de Sevilla.

Y a pesar de que en todos estos años no he encontrado ningún rastro físico de esta edición, su inclusión en la cuidadísima edición de 2015 (con prólogo del profesor Juan Antonio Lacomba -que ya participó en la edición de Túrcar de 1976 junto con el profesor Enrique Tierno Galván-, y estudio introductorio del profesor Francisco Garrido) no podía considerarse un simple error, y me convencí que debía corresponder a la existencia real de una edición en dicho año de la obra más importante de Infante.

En estos días he retomado la búsqueda de esa edición fantasma y he terminado encontrando una referencia de ella en la obra Repertorio bibliográfico sobre el “andalucismo histórico” de Manuel Ruiz Romero (Doctor en Historia Contemporánea y respetable estudioso de Blas Infante y su obra), publicada por el mismo Centro de Estudios Andaluces en 2008. En la relación que hace Ruiz de la obra de Blas Infante (página 21), incluye la edición de 1916, atribuida al Centro Andaluz de Sevilla y calificada como reedición (reed.), así como las de 1976 (Túcar), 1982 y 1994 (Fundación Blas Infante). Pero sorprendentemente no incluye la primera de 1915, impresa en Sevilla por Joaquín L. Arévalo.

La obra de Ruiz Romero llevó a ABC a publicar, el 10 de agosto de 2008, que el Repertorio editado por la Junta de Andalucía compila toda la obra científica sobre esta temática desde que en 1976 se editara la segunda edición de «El Ideal Andaluz» (la primera en 1916).

Pero a pesar de Ruiz Romero, la edición sigue sin poder ser localizada.

Finalmente, a pesar del respeto que me merece Manuel Ruiz, he llegado a la conclusión que la edición fantasma del Ideal Andaluz de 1916 no existe.

Posiblemente el error, comprensible por otra parte, se debe a la publicación en el número 7 de la revista Andalucía (diciembre de 1916) del Centro Andaluz de Sevilla, de un artículo titulado “El Ideal Andaluz”, que corresponde a la conferencia de Blas Infante sobre el regionalismo andaluz pronunciada en el Centro Obrero Republicano de Córdoba, y recogida por un periodista del Diario de Córdoba.    
     
En todo caso, esta cuestión debe resolverse lo antes posible. La integridad de la obra de Blas Infante lo exige.


Post Scríptum: el 10 de marzo de 2016, el profesor Manuel Ruiz Romero compartió en la red social twitter el siguiente tuit:



Por mi parte, agradecer, como no puede ser de otra forma, la rapidez y la profesionalidad del profesor Ruiz Romero, y dar por aclarada esta cuestión.

sábado, 27 de febrero de 2016

La deriva evaperonista de Ada Colau



En 2014 publiqué en este blog un post titulado Ada, tras hacer pública la Colau (así, en plan diva) una carta en la que explicaba su decisión de dimitir de la responsabilidad de portavoz estatal de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) y defendiendo que, a pesar de lo que rumoreaba, no iba a fichar por ningún partido.

En aquel post dejé escrito lo siguiente, que Aunque respete su decisión, yo personalmente creo que sería bueno para la democracia que Ada Colau se replanteara dicha negativa y que si le apetece, aceptase alguna de las propuestas que al parecer ya le han hecho llegar.

Traigo esto a colación porque quiero dejar claro que, entonces y ahora, tengo una gran consideración hacia Ada Colau, por mucho que no la votaría. Pero este respeto intelectual y moral no me impide mostrar mi sorpresa por la forma que ha abordado la gestión del conflicto laboral del metro de Barcelona.

Pero tal vez no debería sorprenderme. Suele ocurrir que los líderes que han salido desde abajo, y que han conseguido del obrerismo una parte importante del apoyo que les ha catapultado hacia arriba, son incapaces de evitar traducir una huelga como una agresión hacia ellos.

Las declaraciones de Colau me recordó una escena de la película Eva Perón de Juan Carlos Desanzo con una magistral Esther Goris en el papel de María Eva Duarte. Me refiero a la recreación de un encuentro, en un taller ferroviario, de la jovencísima esposa del presidente argentino con un grupo de trabajadores en huelga, luchando por la mejorar del bajo salario de la época (del minuto 13:56 al minuto 18:22).

La escena es fascinante. Una mujer menuda se enfrenta a un mundo absolutamente masculinizado (que rezuma testosterona, vamos), fuertemente sindicalizado, con presencia no sólo de trabajadores peronistas sino también de socialistas.

Desafiante, Eva reprende a los trabajadores por hacerle una huelga bajo la presidencia de Juan Domingo Perón:

Esta huelga, compañeros, que están ustedes haciendo al gobierno peronista, es una huelga contra el movimiento obrero. Una huelga contra ustedes mismos. Escuchen bien, compañeros, el que le hace una huelga al peronismo es un carnero de la oligarquía. Y entiéndanme bien, muchachos. Entiéndanme bien, por favor. No sé si quiero decir un carnero de la oligarquía, busco otras palabras, pero no me salen. Hacer una huelga a Perón es trabajar para la anti patria.

Un obrero le pregunta:

Compañera, un peón ferroviario gana 340 pesos. Nada más que 340 pesos. ¿Eso es justo, compañera?

La respuesta tiene muchos puntos de semejanza a la que ha ofrecido Ada Colau ante la huelga del metro barcelonés:

No, eso no es justo. Y hay muchas cosas que todavía no son justas. Los sueldos se van a llevar a 500 pesos, eso se lo juro yo, pero también les juro que lo vamos a hacer solo si abandonan esta huelga, muchachos.
       

Otro ferroviario, ante la pregunta de Eva sobre que habría sido de ellos si hubiese ganado en 1945 la Unión Democrática, le dice:

Eso es cierto, compañera, pero en el 45 no ganó la oligarquía, ganamos nosotros. Entonces de ellos no esperamos nada, pero de usted del general Perón, lo esperamos todo, compañera.


La respuesta de Eva Perón es lapidaria:

También Perón y yo esperamos cosas de los peronistas. Ante todo, que no nos hagan huelgas. Que no den mal ejemplo a los otros compañeros. No queremos huelgas en la Argentina de Perón.

Claro que la respuesta de Ada Colau también se asemeja mucho a la que han dado todos los presidentes de gobierno socialistas de España, González, Rodríguez Zapatero, cuando Sindicatos como UGT le han montado huelgas generales: ¿Cómo pueden los míos hacerme una huelga a mí?

Para rematar el dramatismo de la escena y perfilar la imagen implacable de Evita, el personaje termina su mitin con una amenaza nada velada:

Por última vez, compañeros. Levanten esta huelga. Después no digan que no les avisé. Porque si hay que dar leña, vamos a dar leña, compañeros. Caiga quien caiga, cueste lo que cueste.

Hoy es complicado que ese vamos a dar leña se traduzca en el envío del ejército a reprimir la huelga, como ocurría en Barcelona durante la dictadura de Primo de Rivera. Ahora las técnicas son más depuradas.  Y en el caso del ayuntamiento presidido por Ada Colau la estrategia ha consistido en intentar desprestigiar a los huelguistas, difundiendo unos supuestos salarios que los sindicatos de la empresa han negado, y quien ha reventado la huelga, elevando los servicios mínimos al 65% por la activación del protocolo de contaminación atmosférica por parte del accionista de la empresa.

Más allá de las razones objetivas de los huelguistas del metro de Barcelona y de la alcaldesa de la ciudad, lo que no puede permitirse un gestor público de izquierda como Colau es utilizar los mismos argumentos torticeros que utiliza la derecha mediática, política y económica para desacreditar las huelgas obreras.

Porque, a veces, tirar de curriculum no basta para llevar razón. Sobre todo porque, a veces, simplemente no la tenemos.

sábado, 20 de febrero de 2016

¿Una nueva política sin un pueblo nuevo?

 

Fue en los noventa, tras trabar amistad con C.S.G., cuando descubrí que desde siempre mis análisis habían sido sistémicos. Por eso, cuando reflexiono parto del hecho de que el cambio de una parte de un sistema afecta a todo el sistema, modificándolo, aun cuando a veces sus efectos no sean observables, medibles o cuantificables.

El inicio de la crisis económica que nos asola, fue el detonante de la voladura de una fantasía en la que la sociedad española venía instalada desde hace décadas. Eso la ha convertido en una crisis sistémica, global,  que ha sumido en el estupor y la desesperación a amplísimas capas de la población.

¿Qué sociedad hemos construido en estos años? ¿Con cuanta miseria hemos convividos mientras nos creíamos en una Arcadia feliz y venturosa? ¿Cuántos no pensaban hasta 2008, como los norteamericanos en los locos años 20, que en España no íbamos a necesitar paraguas nunca más porque íbamos a vivir eternamente bajo un sol radiante?

Y como no podía ser de otra forma, nuestra reacción ha sido la que culturalmente nos corresponde: culpabilizar a los demás de nuestros males.

Y ese es, a mi entender, el gran error actual de la sociedad española. Su confianza desmedida en la nueva política, como medicina a todos los males que nos afligen, es de una simplicidad que espanta, y que nos profetiza nuevos problemas a medio y largo plazo.

Y claro que es necesaria una nueva política, un cambio de los paradigmas sobre los que transitaba nuestro sistema político e institucional. Y esta necesidad de cambio es una oportunidad de ser ambiciosos y atrevidos, planteando alternativas que hasta el momento no nos hemos permitido ni soñar.

¿Pero qué mimbres tenemos para ese nuevo cesto que contenga la nueva política? Me temo que los mismos de siempre. La misma sociedad de siempre. Los mismos esquemas mentales de siempre. Los mismos hábitos españoles de siempre de echar la responsabilidad fuera de nosotros, esperando que sean los demás los que cambien porque, está claro, yo no tengo ninguna responsabilidad sobre lo que ocurre y por lo tanto no hay necesidad de cambiar nada.

En esta crisis que se nos está haciendo interminable, apenas he leído o escuchado (en tertulias, conversaciones informales, artículos, foros, redes sociales, etc.) a ciudadanos que hayan hecho un planteamiento que contenga un ejercicio de autocrítica, identificando su cuota de responsabilidad y comprometiéndose con medidas viables a cambiar de aquellos hábitos con los que colaboró (por acción o por omisión) a las dinámicas sociales y económicas que han dado lugar a esta crisis sistémica.

No sé, cosas del tipo: yo antes si me preguntaban si factura con IVA o sin IVA, casi siempre decía que sin IVA; a partir de ahora me negaré a pagar sin IVA. O por ejemplo: antes pensaba que la política era cosa de políticos, pero ahora voy a intentar informarme mejor para saber que es realmente lo que pasa e intentar que no me vuelvan a engañar. O: yo antes no desconfiaba cuando me ponían un papel por delante y firmaba sin leer, pero ahora me doy cuenta que era un error y pienso leer todo antes de firmar, e incluso consultar con otros si hay algo que no entiendo. E incluso: yo antes pensaba que la democracia era solo votar cada cuatro años, pero ahora he comprendido que no, y por eso voy a tomarme más en serio asistir a las reuniones de Comunidad de Propietarios y a las reuniones de las AMPAS de mis hijos.

Pero no. Confortados con la consoladora doctrina de la-culpa-la-tienen-los-demás defendida por todos, incluidos los más críticos con el actual sistema político, nadie parece asumir la necesidad de cambiar personalmente para contribuir al cambio.

No veo en los medio de comunicación, en el debate político o en los comentarios de mi entorno, nuevos mimbres, una reflexión colectiva que nos hagan mejores personas y con ello se pueda vislumbrar un nuevo pueblo, con mayores dosis de comportamiento crítico, autocrítico y ético.

Cierto que la sociedad española ha cambiado y ello obligará a cambiar a las instituciones, las administraciones, o incluso durante un tiempo descenderá la corrupción política. Pero será un cambio débil, nada vigoroso y sin un sesgo ético. Por ello, pasados unos años, volveremos a las andadas y nada de lo sufrido habrá servido lo suficiente. Y la sociedad española de 2025 se parecerá peligrosamente a la sociedad española de 2005.

Aunque siempre nos quedará el consuelo del refranero: el que nace lechón, muere cochino.