sábado, 19 de marzo de 2011

Lord Quintero y el bufón Jodorowsky. Escándalo en el Teatro.

Sevilla, Teatro Quintero (calle Cuna), 18 de marzo a las 20:20 h. Hemos comprado por internet dos entradas para el espectáculo teatral “Padres, Madres, Hijos, Hijas” que dirige Cristóbal Jodorowsky y que debe empezar a las 21:00 h.
Cristóbal es hijo del gran Alejandro Jodorowsky, entre otras muchas cosas psicoterapeuta inventor de la psicomagia, y creador de espectáculos de gran resonancia en París. El cartel que la web del teatro ha colgado lo anuncia como invitado especial.
Observamos extraños movimientos por el zaguán en el que esperamos, lo que nos llama la atención. Poco a poco el público va llegando mientras vemos a personal del teatro entrar y salir, personajes que parecen actores llegar, saludar, entrar, salir, regresar. Todo es muy extraño, parece la “mise en scène” de una obra que interactúa con los espectadores que pacientemente esperamos que se abra la sala para entrar.
Pasan los minutos, pero finalmente a las 20:50 h. dos azafatas del Teatro abren las puertas. Las escenas de confusión continúan. Observamos que algunos espectadores presentan no la preceptiva entrada sino la mitad de un folio, los cuales van siendo apartados de la cola.
Por fin entramos. Es la primera vez que visitamos la sala del antiguo cine Pathé.
Dentro, parece que el juego de la confusión continúa en la platea, pero poco a poco los espectadores vamos encontrando nuestros asientos y esperamos paciente el inicio del espectáculo. Una maravillosa actriz, Irene, interactúa con el público con una pose que realmente impresiona. Mientras las filas se van completando, los actores y las actrices pasean por el escenario, por el pasillo del teatro, hablan entre ellos.
Son las 21:35 h. Algunos espectadores se impacientan, van ya 35 minutos de retraso, pero al fin parece que la sala está completa. Pero con sorpresa comprobamos que a pesar de estar completo el aforo siguen entrando espectadores.
Cristóbal Jodorowsky aparece al pie del escenario y pide calma y compresión señalando que ha venido más público del previsto y se va a acomodar a todo el mundo. Pero estupefactos vemos que siguen entrando espectadores y junto a ellos sillas que son colocadas delante de la primera fila obstaculizando la salida de la sala y en el colmo del asombro observamos cómo se les indica a un número importante de espectadores que se sienten en el pasillo.
Un grupo de espectadores, entre los que me encuentro, protestamos de viva voz y abandonamos la sala mientras el espectáculo comienza. Son las 21:50 h.
Una vez fuera comienzan las explicaciones, que suenan a justificaciones, pero poco a poco nos vamos haciendo con un retrato bastante certero de lo ocurrido. Cristóbal Jodoroswky pasa por ser un reputado psicoterapeuta que imparte talleres por todo el mundo y en calidad de tal impartía un taller organizado en Sevilla por Depravado Teatro. La obra “Padres, Madres, Hijos, Hijas” era el colofón de dicho taller.
Cristóbal, un atribulado terapeuta abrumado por la posibilidad de que el estreno de su obra sea un sonoro fracaso al tratarse de su primero obra escénica que se representa en un teatro de verdad, ha invitado a un numeroso público compuesto de amigos y familiares de los actores y de las actrices. Pero pasadas las 20:00 h. descubre el teatro que se están vendiendo la mayoría de las entradas que completan el aforo y empieza una nerviosa búsqueda de soluciones. Cuando por fin se empieza a acceder a la sala ya se sabe que si entran todas las personas que esperan se superará el foro por mucho. Según la dirección del Teatro, cuando se le pide a Jodorowsky que no accedan más personas al local, éste aprovecha una distracción del personal del teatro para hacer entrar a más personas por una segunda puerta que no está controlada.
Al comienzo del espectáculo, el número de personas sobrepasaba ampliamente el aforo del local, lo que supone una temeridad. Cuando llegó la policía local los que estaban por los pasillos ya habían ocupado los sitios de los que habíamos abandonado el local y al parecer sólo vieron a tres o cuatros personas sentadas en el pasillo.
El propietario del teatro, el conocido entrevistador Jesús Quintero, dio amplias explicaciones pero erró en lo principal. Como Lord Jim, en la novela de Joseph Conrad, hubo un momento en que tenía que tomar una decisión fundamental: saltar o quedarse en el barco, como fue el caso del personaje de Conrad; parar el inicio de la obra y obligar a salir a los que carecían de entrada, o aceptar los hechos consumados y dejar continuar la obra. Como Lord Jim, Jesús Quintero tomó la decisión equivocada. Y como a aquel, ese hecho, el poner en peligro la vida de sus espectadores y de sus actores, le perseguirá toda la vida.
Cristóbal, por su parte, no pasa de ser el bufón de la obra. Enfatuado psicoterapeuta, que o bien consideraba su obra tan mediocre que era incapaz de atraer a un público cultivado, o bien consideraba tan mediocre a la ciudad de Sevilla y su área metropolitana, que con un millón de habitantes no sería capaz de llenar 300 butacas. En todo caso lo que nos revela su actuación es que tiene claras dificultades emocionales no resueltas que requieren de terapia urgente.
Soy consciente que los terapeutas, como los arquitectos, los ingenieros de caminos, y los médicos, son las personas más narcisistas del mundo. Y en parte tienen razón: en sus expertas manos están depositadas nuestra salud y nuestro bienestar. Pero si bien estoy dispuesto a pagar para que un psicoterapeuta como Jodorowsky sane mi mente y mi cuerpo, no estoy dispuesto a permitir ser el esparrin de un creador narcisista y megalomaniático, apocado aprendiz de demiurgo, que en su soberbia prepotencia está dispuesto a jugar con la vida de centenares de espectadores. Parafraseando a Perich, lo peor de todo, es que al pobre Alejandro Jodorowsky le haya salido un hijo así.

36 comentarios:

  1. Es increíble, Pablo... Pareciera como si hubiérais sido parte -sin comerlo ni beberlo- de una obra (dentro de la "gran obra" de teatro) pero, en este caso, de mal gusto. Ni el camarote de los Hermanos Marx, vamos.

    Buena crónica y buena crítica.

    ResponderEliminar
  2. Bien Pablo! Te añado detalles de informacion. El señor Cristobal Jodorowsky se ha justificado ademas diciendo que habian venido muchos familiares con tanta ilusion que pobrecitos no se les podia dejar fuera. MENTIRA! Las cosas han ido mas o menos asì: El dia 17, cuando compré mi entrada en la taquilla del teatro, pude ver que no se estaba ocuado ni el 20% de las butacas. Asì es Sevilla, nos decidimos a ultima hora, pero evidentemente las inseguridades del autor le impidieron confiar en el normal fluir de las cosas y le llevaron a actuar de otra forma. El mismo dia 17 el señor Cristobal Jodorowsky daba un taller en el teatro, taller que debia de durar de 10h a 17h por el precio de 100euros. Como todavia no habia terminado de montar la obra (?!), el taller, impartido de prisa y corriendo, hablando por telefono y estando en otra cosa, terminó a las 14h. El señor Jodorowsky se guardó bien de devolver la parte proporcional del dinero a los participantes y aduciendo que era el Teatro el que no queria devolver, "cambió" esas horas de trabajo por invitaciones a la obra. Me sorprendió ver que despues de un rato regalaba invitaciones hasta a quienes le decian no necesitarlas. Invitaciones por cierto que no eran tales porque no estaban asociadas a ningun numero de butaca. Astuta juganda: No devuelvo el dinero de un taller chapuzero. Regalo pseudo-entradas asì me evito que el teatro quede vacio. Y si mientras tanto por suerte el teatro se llenase... se siente, los de las invitaciones (inclusive las que fueron moneda de devolucion) se pueden quedar fuera.
    Asì fué. Y comparto plenamente la doble interpretacion que haces: Consideraba mediocre su obra y consideraba mediocre la ciudad, de la cual solo vió los estereotipos.
    Por cierto Don Alejandro no apareció jamás, al final de la obra, despues de los aplausos el Hijo se dignó de decir de paso que su padre no habia podido acudir por encontrarse malito, mah...
    Y ya que no soporto a los listillos, os revelo otro descubrimiento. Los talleres se publicizaron con la coletilla de que Cristobal Jodorowsky estaba buscando a colaboradores para su compañia y que la obra en cuestion habia nacido de la experiencia compartida con los artistas en los talleres anteriores. Interesante... pero mentira. Ni buscaba a ningún colaborador, ni ninguno que yo sepa (y pregunté a unos cuantos) de los artistas de la compañia habia echo jamas un taller con él. Para que se sepa y se deje de tomar a la gente por tonta
    Me ahorro criticar la obra en sí, que no fué mucho mas que divertida y entretenida, solo quiero mencionar a los artistas, que tuvieron que actuar en estas condicones y a pesar de esto hicieron un gran trabajo, ellos sí autenticos y sinceros

    ResponderEliminar
  3. Totalmente de acuerdo con lo aquí expresado, pero quiero destacar la calidad de la obra y, sobre todo, de sus magníficos intérpretes, que se sobrepusieron al lamentable bochorno inicial (provocado por la nefasta organización) y nos ofrecieron una maravillosa representación que nos hizo olvidar todos los incidentes previos. Enhorabuena a Depravado Teatro.

    ResponderEliminar
  4. Yo estuve en el teatro y no considero que mi vida haya estado en peligro en ningún momento. En cuanto a la obra, genial! un espectáculo diferente, muy inteligente y lleno de emociones con un elenco de primera. Espero que se repita para los que no la pudieron ver.

    ResponderEliminar
  5. internauta dijo...
    Hola! Yo vi a una señora lesionarse gravemente durante un ejercicio del taller y Jodorowsky ni se levantò para preguntarle que le habia pasado, siguió como si nada y en ningun momento se preocupó por el accidente. Creo que es un detalle importante y por esto ahora me estoy cuestionando mucho mi opinion sobre él y creo que todo lo que dice sobre el amor y la sanacion es un enorme mentira

    ResponderEliminar
  6. Yo también estuve en el teatro y, desgraciadamente, el bochorno sufrido mientras puntualmente esperaba a que comenzara una obra programada 45 minutos antes, observando una incesante afluencia de gente que ocupa pasillos y entradas, seguramente sin haber pagado los 20 euros que me costó mi entrada, me quitó las ganas de estar allí. Sencillamente, tenía la sensación de que me estaban estafando. No es que mi vida corriera peligro, pero tal como estaban las cosas la seguridad allí era más que dudosa y no me merecía la pena asistir a un espectáculo con semejante organización.

    ResponderEliminar
  7. Pues yo soy una de las personas que estaban encima del escenario, y sinceramente, nunca, ni en el peor de los sueños, hubiera imaginado un respuesta así del público.En mis años como espectadora cuando he tenido un problema,me he ido a taquilla o a dirección.Pero nunca he creado un ambiente de discoteca.Entiendo los nervios del público al no comenzar la obra,creo que merecian la explicación del director.Pero ya que el no la dió en su día...Este estreno no tuvo pre-estreno y los actores teniamos 5 invitaciones cada uno para familiares y amigos.La responsable de confirmar las invitaciones no lo hizo y a las 20y30 nos enteramos que nuestras invitaciones habian sido vendidas.Muchos de nuestros familiares habían venido de fuera...así que imaginaos,llamarlos 15 minutos antes para decirles q su invitación ha sido vendida y que las entradas estás agotadas.Cristobal,apurado, nos dijo que se sentaran en las escaleras. Y eso fue todo.
    Pablo, no creo que Cristobal quisiera jugar con tu vida,unicamente quería complacer a los espectadores y a los familiares que habían sido invitados."Hijos,hijas,padres,madres"
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  8. Voy a hacer un acto psicomágico que tanto he aprendido de nuestro maestro.

    Son las 20h, todo el mundo entra en el teatro, parece que hay tumulto porque hay más entradas de las previstas. A las 20:10h Cristobal entra en el escenario y comunica a todos los asistentes:
    Hola, siento mucho el retraso y todo lo que está aconteciendo. Os tengo que comunicar y PEDIR por favor vuestra colaboración.
    Hemos tenido un problema de gestión y comunicación entre el teatro y mi compañia, donde yo, soy el director. Todos los actores e interpretes que están aqui ésta noche se han ofrecido de manera arbitraria y sin ánimo de lucro a estar para y por la obra, como mínimo pensamos que no deberían pagar las entradas de sus familiares, así que les dimos varias entradas a cada uno, con el "error" por parte de Depravado Teatro que no LAS CONFIRMÓ CON EL TEATRO Y POR ELLO NO ANULARON DICHOS ASIENTOS. Siento mucho todo lo que está ocurriendo, porque ahora nos encontramos con todo éste indicente. Los familiares y amigos han venido de muy lejos para ver a sus hijos (Irlanda, Cordoba, Barcelona..) así que os pediría por favor que a pesar de que cada uno tiene el derecho de su butaca, podamos flexibilizar ésta situación para que todo llegue a buen puerto. Por supuesto que se le devolverá el dinero a aquel que considere que la obra no vale 20 euros y menos si es compartida con gente en las escaleras. Os pido comprensión, respeto por los artistas y mil disculpas por el "error cometido".

    Todo el público sonrie, lo entiende y ayuda a los que no tienen asiento a disfrutar de la obra junto a él.

    El resto es tal y como ocurrió y aconteció UN FABULOSO ESPECTÁCULO DIGNO DE NO HABERSELO PERDIDO.
    Ah! Las critícas de Pablo Morterero y los demás son POSITIVAS, HUMANIZADORES Y SENSIBILIZADORAS CON ÉL Y CON EL PROGIMO.

    Gracias Pablo por éste aprendizaje
    Besos
    Maribel

    ResponderEliminar
  9. Sólo puedo dar las gracias a todos aquellos que quisieron vivir la magia del teatro en su esencia, todo lo que ocurrió fue una enseñanaza para todos, tanto los acontecimientos previos a la representación , como la propia representación.
    dar las gracias a Cristobal por hacer que este espectáculo se hiciera realidad y darnos la posibilidad de compartirlo con tanta gente.
    Siento mucho que no todos pudieran disfrutarlo y espero que se repita pronto, para poder regalar la magia y el amor con que este trabajo esta hecho.
    Y gracias a Maribel por ser tan clara.
    Besos

    ResponderEliminar
  10. Buenisimo acto psicomagico, Anonimo! Pero que tú lo hagas delata lo que el señor Jodorowsky no hizo bien (y mira que simple que es!)fué simplemente porque no le importó un pepino! Lo que molesta en general es ese sutil holor a falta de buenas intenciones, a desonhestidad.
    LO QUE FALTABA... TAMPOCO PAGÓ A LOS ARTISTAS!

    ResponderEliminar
  11. Pablo, resumimos... al parecer por lo que estoy leyendo, el señor Cristobal Jodorowsky, a parte de no devolver el dinero de medio taller (que habia publicizado como una forma de buscar colaboradores siendo mentira)y a cambio dar las famosas entradas....a parte de decir que la obra surge de talleres echos con los artistas, siendo supuestamente mentira... que su padre asistiria como artista invitado(?!) y no apareció... tambien no socorre a los lesionados durante su taller???? Tampoco paga a actores, bailarines y musicos, que trabajan por amor al arte, y le dá entradas para los familiares a cambio de su profesionalidad y dedicación????
    Y todavia hay quien ve en él a un Maestro?!

    ResponderEliminar
  12. En primer lugar, agradecer a todos y todas las que han dedicado unos minutos a leer este post de mi blog, y en segundo lugar señalar que las afirmaciones de las que me hago responsable son las que he firmado.
    La verdad es poliédrica, refleja múltiples cara que cada uno vez desde su posición y al hablar cada uno refiera la faceta de la verdad que ha percibido. Por ello mi mayor crítica no se basa en algo subjetivo sino objetivo: el aforo de un establecimiento es algo tasado, medido, fijado, valorado y estable de acuerdo con informes técnicos que avalan la seguridad de un establecimiento y la evacuación del mismo en caso de peligro.
    Cuando voy a un teatro lo hago con la convicción que no ocurrirá una catástrofe, en caso contrario no iría. Pero precisamente las medidas de seguridad están por si acaso ocurre. Puedo comprender y compartir el desaliento de aquellos que con la mejor voluntad acuden a un espectáculo de un familiar y amigo pensando que está invitado y descubre que no lo está; puedo comprender y compartir la angustia de la persona responsable que provoca esa situación; pero lo que nunca podré comprender y compartir es que por un error no se cumplan las medidas de seguridad de un teatro.
    De ahí mi crítica al Sr. Jodorowsky: incumplir las normas de seguridad de un teatro sólo puede deberse a la ignorancia, a la avaricia o a un narcisismo omnipotente del que se siente por encima del bien y del mal. Benevolente, creo que el Sr. Jodorowsky no es un ignorante ni un avaro.

    ResponderEliminar
  13. El tiempo cerrará bocas.
    Este señor que llamais desonhesto ha currado como nadie,y todo su mal ha sido topar con DEPRAVADO TEATRO.De organización delirante.
    Su padre sufrió un accidente el día de antes.
    Maestro,aprendiz?? que más da??
    Siempre generoso y con intenciones buenas.

    ResponderEliminar
  14. no estoy dispuesto a permitir ser el esparrin de un creador narcisista y megalomaniático, apocado aprendiz de demiurgo, que en su soberbia prepotencia está dispuesto a jugar con la vida de centenares de espectadores. Parafraseando a Perich, lo peor de todo, es que al pobre Alejandro Jodorowsky le haya salido un hijo así.
    Pablo,me parece de mal gusto.
    De narcisista irrespetuso me pareció tu performance en el teatro.De chiquillo progre en busca de sus 5 minutos de gloria.¿Por qué no?

    ResponderEliminar
  15. Cristóbal Jodorowsky22 de marzo de 2011, 18:10

    Soy Cristóbal Jodorowsky, el director de la obra que, sin verla un hombre trata de destruir… Me parece casi cómico… Hay una frase japonesa que dice: "hay mil maneras de destruír un vaso, pero una de hacerlo". Me parece que hay mucha gente en este mundo que se especializa en destruir vasos sin ser capaces de construir uno. La explicación que ha dado más arriba una de mis actrices es auténtica: Hubo un problema con las entradas y realmente encontré injusto no dejar entrar a los parientes de los actores (que no fueron pagados por su prestación ni ensayos). Era lo mínimo que me correspondía hacer: sólo había una función. La verdad es que no se permitió que se llenaran las escaleras, que hubieron unas 40 personas más. Los bomberos llegaron y no pararon la función, y el espectáculo (que fué un éxito) se hizo. Esta persona que habla de lo sucedido, no vió el espectáculo y se fue indignado antes de su inicio por lo que podía haber sucedido y no sucedió (porque los encargados del teatro y yo no dejamos entrar a todos).

    Lo que nos propusimos hacer y los actores bailadores de la obra y yo, fue crear un acto positivo sanador bien estructurado, dentro de las más rigurosas leyes teatrales. Fueron dos meses de trabajo profundo, fuerte, agotador y conmovedor donde logramos parir una obra que, estoy seguro ayudará a muchos a comprender y a vislumbrar un camino de libertad. Pienso que este hombre tiene dificultades profundas, y que sus principios le impidieron quedarse y participar en un acto que de alguna manera, podía haberlo hecho cambiar: miedo inconsciente…

    El espectáculo se está vendiendo ya en Madrid, Barcelona, Italia, Mexico, Chile , Argentina, etc., y muy posiblemente estará de nuevo en Sevilla donde lo invito a venir para sumergirse en algo, positivo… Realmente le mando esa energía que logre salir de su ciclo destructivo, el mundo ya va bastante mal como para vaciar más su odio no resuelto en los otros … Paz.

    ResponderEliminar
  16. Bueno señor Pablo Morterero, como era previsible ya le están psicoanalizando a distancia... que seguramente usted está en un ciclo destructivo, que tiene dificultades profundas, problemas irresueltos, que actuaron en su subconsciente para que no se enfrentara a ellos y por esto se fué antes de que el espectaculo comenzara... No se preocupe: es la respuesta de siempre que sin explicar muchas cosas dan los curanderos de la psique a las irrefutables criticas de la Razón.
    Sobre el espectaculo me permito dar mi opinion. Yo sì lo vì, a pesar de la situacion y, claro està, de todos mis nudos neuroticos irresueltos, y pienso que no es gran cosa. Previsible, banal, no acaba de llegar al alma, no emociona realmente. Hay, es verdad, un buen dominio de los efectos tragicomicos, alguna idea genial, buenisimos artistas, pero no termina de convencer y seguramente no te cambia la vida. Probablemente porque falta completamente de estructura y de una direccion narrativa, se queda en un patchwork de conceptos psicomagicos-genealogicos que expone sin profundizar, sugiere sin sumergir. Por cierto, de acto sanador no tiene nada y lo de "las más rigurosas leyes teatrales" es simplemente ridiculo, porque a querer ser estrictos no las respecta en absoluto y tratandose de algo que pretende ser teatro experimental las respecta demasiado.

    ResponderEliminar
  17. Estimado Sr. Jodorowsky, en primer lugar agradecer la atención y el esfuerzo de exponer su opinión en este blog, y en segundo lugar agradecer sus buenos deseos. Tengo por hábito el tomar en consideración todas las reflexiones que se me hacen sobre mí, y por ello meditaré sobre la valoración que sobre mi persona ha compartido con todos nosotros.
    No obstante, sí me vuelvo a permitir señalarle que Vd. no ha hecho lo mismo. Directamente ha descartado mi señalamiento y ha pasado directamente al ataque, sin reconocer al menos que permitir superar el aforo del local no fue una decisión correcta: la negación como corolario, y el narcisismo por bandera. Muy pobre para un psicoterapeuta que se aprecie, ¿no cree Vd.?

    ResponderEliminar
  18. Pablo, por si te interesa... Jodorowsky te contesta tambien en la pagina del Diario de Sevilla

    ResponderEliminar
  19. Citando:

    "Cristóbal, por su parte, no pasa de ser el bufón de la obra."

    "Enfatuado psicoterapeuta"

    "En todo caso lo que nos revela su actuación es que tiene claras dificultades emocionales no resueltas que requieren de terapia urgente."

    "No estoy dispuesto a permitir ser el esparrin de un creador narcisista y megalomaniático, apocado aprendiz de demiurgo, que en su soberbia prepotencia está dispuesto a jugar con la vida de centenares de espectadores. Parafraseando a Perich, lo peor de todo, es que al pobre Alejandro Jodorowsky le haya salido un hijo así."

    Y mucho más...

    ¿Todo ésto lo has sacado como conclusión a partir del retraso del inicio de una obra y al ver personas de más sentadas en la sala? ¿Te das cuenta de que estás vociferando a partir del odio? Y además, acusas a Cristóbal de pasar directamente al ataque después de escribir textos como los que has publicado arriba.

    ¿Qué pasa? ¿Las decisiones correctas son únicamente las que tú tomarías? Lo que tú quieres no es conocer las razones por las que los hechos sucedieron de esa forma. Lo que tú quieres es que tu ego hambriento de atención y visibilidad se vea satisfecho cuando te digan que han cometido un error. Y luego hablas de "negación como corolario" y de "narcisismo por bandera". Aquí sí hay un bufón, pero no es Cristóbal.

    Nos queda claro que no conoces ni su trayectoria, ni su persona en lo más mínimo, y que las cosas que más odias en tí mismo las reflejas en lo que crees percibir de él.

    ResponderEliminar
  20. supercacalifragilisticoespialidoso

    ResponderEliminar
  21. creo que estamos todos muertos y se cayó la grada, no nos daremos cuenta hasta que hayan pasado dos siglos y medio por cierto los responsables de los teatros son los directores del teatro ¿no? gracias por dejarnos sentir más vivos que nunca en nuestros ultimos momentos...los de otro principio. Os llevo a todos en el corazón, pipi calzas largas.

    ResponderEliminar
  22. Hombre, Pablo....¡Enhorabuena! La última vez que habías tenido más de dos comentarios en los artículos que que escribes en tu blog fue en abril del 2010. ¡Tu récord de comentarios había sido de 5! Parece que colgarte de un Jodorowsky te ha funcionado muy bien. Ahora nos explicamos por qué tanto drama por unas personas en la escalera "poniendo en peligro tu vida". Eso también dice mucho acerca de por qué te fastidia tanto el éxito de otros.

    Ojalá la retroalimentación que recibes aquí te dé una idea de por qué nadie te lee.

    ResponderEliminar
  23. Que nadie escriba no significa que nadie lo lea... jejejejeje...¡¡, no olvidemos que Pablo NO ESCRIBE PARA NADIE, EXCEPTO PARA EL MISMO; aunque alguno/as tenemos la suerte de leerle casi todo lo que escribe y no solo aqui. ¿Se me entiende? o hacemos sesion de psico...magia.
    Y como dijho el insigne Felipe González Marquez... Sin acritúd.

    José Luis

    ResponderEliminar
  24. Señor Morterero, aprovechando que "tiene usted por hábito el tomar en consideración todas las reflexiones que se le hacen sobre su persona", tomo la oportunidad para decirle que su ignorancia en materia de organización de eventos públicos queda muy al descubierto cuando habla de que "incumplir las normas de seguridad de un teatro sólo puede deberse a la ignorancia, a la avaricia o a un narcisismo omnipotente del que se siente por encima del bien y del mal." Su afán destructivo sobrepasa por mucho su raciocinio. Curioso que escriba un blog sobre teatro cuando es evidente su desconocimiento absoluto en la operación de una producción teatral.

    Personalmente, he participado en talleres de Cristóbal Jodorowsky, he leído su obra y sigo de cerca su trabajo, ya que en mi opinión, encuentro en éste un excelente recurso de crecimiento interior para la trascendencia humana.

    Con la mejor intención de ayudarle a salir de esa oscura y negativa visión de la vida, le dejo aquí el link donde puede acceder a la versión gratuita del libro de Cristóbal Jodorowsky: "El Collar del Tigre". Cabe mencionar que el supuesto "creador narcisista y megalomaniático, apocado aprendiz de demiurgo" que tan vehementemente acusa usted, cedió hace ya varios meses su obra autobiográfica de manera generosa, indiscriminada y gratuita para que la descargue desde internet cualquier persona que se encuentre interesad@ en leerla:

    http://suenamexico.com/talento-creativo/arte-y-cultura/libro-digital-el-collar-del-tigre-un-regalo-de-cristobal-jodorowsky/

    Adicionalmente, con el objeto de ofrecerle la oportunidad de ilustrarse un poco más en esta materia que valientemente ha puesto sobre la mesa en su blog, le dejo un enlace para acceder al vídeo de una entrevista reciente al señor Jodorowsky concedida en Sevilla, exponiendo ideas que distan enormemente del ser que usted describe.

    http://www.youtube.com/watch?v=yVo6DG5owNs

    Ojalá estos recursos le ayuden a percibir a sus semejantes y sus hechos con una mirada más positiva en lo sucesivo.

    ResponderEliminar
  25. Hola Pablo, te felicito por la elegancia de tus respuestas… y por la elegancia de tu silencio. Llegados a este punto lo que fue un debate interesante ya aburre. De paso quisiera decir un par de cosas:
    Me encanta tu blog, lo que escribes y como lo escribes!
    No sé si te ha venido bien esta polemica y ahora estás gozando de un raro momento de gloria porque no te conozco personalmente, pero sì creo que si todo esto ha favorecido a alguien es al señor Jodorowsky que en su respuesta en ningún momento ha pedido disculpa a sus espectadores, pero sì ha aprovechado la ocasion para subrayar lo bueno que es y para hablar de su obra. Obra sobre la cual por cierto he encontrado un solo articulo en la critica teatral, que al parecer la ha ignorado por completo. El autor nos explica, por enésima vez y con las mismas palabras de siempre, las nobles intenciones de su santa labor y con cierta arrogancia define su obra como “un acto positivo sanador bien estructurado, dentro de las más rigurosas leyes teatrales”,“una obra que, estoy seguro ayudará a muchos a comprender y a vislumbrar un camino de libertad”. Olé él! ¿Que Autor, a parte de alabarse solo, tiene la soberbia de definir su propia obra un acto sanador, como si fuese Jesús Cristo, que nos llevará a la libertad, como si fuese el Che Guevara? Vamos… Ah! y de paso nos informa que la obra fue un éxito y que “se está vendiendo ya en Madrid, Barcelona, Italia, Mexico, Chile , Argentina, etc.”
    Asì que te felicito por no contestar dejando el tema por tanjado. Allà él con su autoglorificacion y con sus apostoles. Siempre nos quedarán Artaud, Becket, Jonesco, etcetera etcetera etcétera …
    (Una anotacion: A veces la rentabilidad del marketing cuenta mas que la rentabilidad economica inmediata. El libro arriba citado salió a la venta en 2007 y fué regalado a finales de 2010)

    ResponderEliminar
  26. Hola soy teo, me es interesante todos estos comentarios, quisiera daros a todos las gracias, que cada uno siga disfrutando del teatro como lo entienda, eso si estamos preparados, no olvido que lo que hago tiene que servir para algo y el público debe estar en el mismo saco. Salud.

    ResponderEliminar
  27. Luis Carlos Carrasco24 de marzo de 2011, 11:06

    No sé yo qué tan elegante es que el autor de un blog no responda a los comentarios que se hacen en sus artículos... jejejjeje... Tampoco sé qué sentido tiene escribir para uno mismo y luego publicarlo en internet. Lo que sí sé, es que como tengamos que esperar a que venga otro Jesucristo para sanar nuestra neurosis, ¡lo llevamos claro!...

    Estoy de acuerdo con Teo. Que disfruten de este teatro los que están preparados para comprenderlo.

    ResponderEliminar
  28. Disculpa si insisto, yo disfruté de este teatro (y creo que estoy bastante mas preparado para comprenderlo de lo que tú piensas)hasta me gustó bastante! Solo me pareció mucha soberbia el decir que sea un acto sanador etc.
    Sobre lo de la sanación no voy a discutir, porque discutir un acto de fe sustentado por alguna experiencia personal,puede ser muy cansino y sobretodo completamente inutil. Claro está que no habría nada que discutir si esa capacidad sanadora fuese minimamente demostrada de forma digamos un poquito cientifica y seria yo el primero en llevar este teatro, sin animo de lucro, por los numerosisimos lugares afligidos desde hace generaciones por el deshaliento y el dolor.

    ResponderEliminar
  29. Luis Carlos Carrasco24 de marzo de 2011, 22:06

    menteslucidas, No dudo que intelectualmente cuentes con bases para racionalizar el contenido de la obra, pero con todo respeto, creo que quienes viven a fondo este tipo de teatro saben que la psicomagia, la psicogenealogía, el psicochamanismo y el tarot son más que nada, aplicaciones diferentes del arte con el objetivo primordial de sanar. Pedir explicaciones científicas al arte es un poco extraño, porque no lo aprecias únicamente con el intelecto.

    Eso sí, hay muchos sustentos en sus bases: desde los trabajos de Carl G. Jung, pasando por Gurdjeff, Eckhart Tolle, Milton Ericsson, Budismo Zen, Alquimia, surrealismo, neuroplasticidad, hasta la investigación (sin superstición) de los cultos chamánicos de diferentes naciones en el mundo, y hasta me atrevería a incluir diferentes estudios de mecánica cuántica. Quien ha experimentado en su propia existencia las técnicas de psicomagia, lo comprende a la perfección, y vive el cambio todos los días de su vida. Conocimiento + Experiencia = Conciencia.

    La capacidad sanadora la experimentas tú al 100% cuando realizas el trabajo interior con coraje. Yo personalmente he experimentado en carne propia sus beneficios y sí te afirmo que mi vida ha cambiado. Conozco a muchas personas que comparten esta vivencia, de las formas más variopintas.

    Es probable que si no te has familiarizado aún con las bases de toda esta riqueza, no encuentres a primera vista la parte sanadora de una obra como la que Cristóbal Jodorowsky ha puesto en escena. Encuentro absurdo que califiquen al autor como soberbio por mencionar las palabras "sanación" y "libertad", por un sólo motivo: De acuerdo a sus propias enseñanzas, la única persona que puede sanarte eres tú mismo. La única persona que puede liberarte eres tú mismo. De ahí que las alusiones a Jesucristo y al Ché Guevara estén totalmente fuera de lugar en tu argumento.

    Cristóbal Jodorowsky es un terapeuta excepcional y un maestro experimentado, que guía con gran precisión a quienes quieren aprender de él.

    Mi intención con este comentario es darte un poco más de información al respecto. No es sólo teatro lo que ves en el escenario. Hay muchas otras cosas más que están sucediendo ahí mismo, frente a los ojos de los espectadores.

    Creo que muchas apreciaciones que vemos arriba está gravemente influenciadas por la desinformación y la falta de comprensión sobre el trabajo de Cristóbal y Alejandro Jodorowsky.

    ResponderEliminar
  30. Gracias Luis Carlos por tu amable respuesta. Te sorprenderá pero conozco "la psicomagia" y la psicogenealogia, por haberla estudiado y "experimentado" y te reconozco que a veces "sana", porque te hace ver cosas, te desbloquea y a partir de allì él que se sana eres tú mismo, como tú bien dices. Otra veces pero (el ser humano es muchisimo más complejo que lo reflejado en su limitada casistica!) resulta extremadamente simplista y no sirve para nada. Pero no te quiero discutir esto,lo que te discuto es que se afirme que ESTA OBRA sea "sanadora" (más allá de lo sano que es pasarlo bien disfrutando del arte), posiblemente podrá haber sido "sanadora" para los que estaban encima del escenario, que imagino habrán pasado por un proceso previo, pero dudo que pueda ser "sanadora" para el publico que simplemente asiste a un espectaculo que como mucho le hará disfrutar y pensar en cuatro cosas (como cualquier otra obra que se precie), no creo que vaya más allá que esto (allì es donde le veo la soberbia) ni tenga bases teoricas para afirmarlo. Obviamente no le pido demostraciones cientifica al arte, por esto mismo no le pongamos otro traje que no sea el de arte.
    Y si todo es como tu dices y todo fuera tan facil, entonces habría que sacar esta obra de los teatros y llevarla adonde mas sirva! Y los Jodorowsky (te recuerdo que Alejandro afirma que hay solo 5 psicomagos "acreditados" y son él, su ex mujer, su hijo y sus amigos colaboradores)deberian preocuparse mucho en enseñar este arte con seriedad a la mayor cantidad posible de personas y terapeutas (me atrevo a suponer que hasta podrián hacerlo gratis sin morirse de hambre) para que haya el mayor numero posible de "psicomagos" repartido por el mundo y todos nos sanemos el uno al otro. Que bonito sería... verdad?

    ResponderEliminar
  31. Luis Carlos Carrasco25 de marzo de 2011, 15:40

    Estimado menteslucidas,

    Creo que cuentas con información atrasada. No eran 5 colaboradores, sino 3 en un inicio. Con mucho gusto te envío información actualizada desde hace algún tiempo ya:

    Alejandro Jodorowsky: "La psicomagia, al ser un invento muy personal, se lo transmití a gente muy íntima, como mi hijo Cristóbal o mi ex mujer Marianne. Estuvieron conmigo mucho tiempo…en aquel momento declaré que sólo ellos podían hacer psicomagia, pero tuvo tal éxito que la gente empezó a practicarlo, a querer usarlo, y desde entonces recibo cada día una multitud de consultas…
    ¿Tantas?
    Necesitaría quince horas diarias mínimo para responder a todo el mundo. A resultas de esto me planteé el problema de buscar actos que sirvieran no sólo para una persona, sino para muchas y creé este manual con ese fin. La gente que tenga un problema, coge el libro, lo lee, y comprende su problema.
    ¿En qué consiste el acto psicomágico?
    El acto psicomágico es un acto de voluntad. Tú le planteas al inconsciente algo muy directo, sin superstición, y quieres que te conteste de forma directa, quieres que te sane de forma directa…Eres tú el que te curas, tú eres el dios curativo."
    (Extracto de una entrevista a Alejandro Jodorowsky)
    Fuente: http://planocreativo.wordpress.com/2009/06/01/manual-de-psicomagia/

    Alejandro, Cristóbal, Marianne y muchos otros hoy en día, se encargan precisamente de "enseñar este arte con seriedad, y a la mayor cantidad posible de personas y terapeutas". De hecho, Cristóbal en muchas ocasiones imparte talleres / conferencias gratuitamente, donde recibe algunas consultas, en las ciudades que visita, incluyendo las españolas. En Barcelona, por ejemplo, suele hacerlo en la FNAC. (incluso me parece que este mes dio una ahí). Mucha de esta información está publicada en internet, y si la buscas, la encontrarás sin dificultad.

    En cuanto a la capacidad sanadora de la obra, pienso que tu visión es muy subjetiva. Leyendo los testimonios de otras personas, coinciden en que ha sido una experiencia sanadora, entre otros atributos positivos. Respeto que para tí no haya sido así, sin embargo, en todo caso si hubiese sanado a una sola persona -así fuese sólamente a uno de los actores- ya podemos decir que está funcionando y merece la pena, si lo vemos fuera del egoísmo. Por esta misma razón la obra ya se está llevando a otros puntos del planeta, como bien dijo Cristóbal Jodorowsky.

    Así que no sólo sería bonito que fuese así: ¡YA ES BONITO! Y cada día lo es más. Saludos.

    ResponderEliminar
  32. Nena,te salió tu vena de mariquita mala.
    Otra vez, antes de escribir tan alocada tómate una tila. Seguro que puedes hacer un guión de esta historieta y llevarla al cine.
    Yo me apunto a verla. Besos.

    ResponderEliminar
  33. Tras 24 h sin comentarios, creo que este debate ha llegado a su fin. Por ello quiero agradecer a todos y todas el esfuerzo de leer el post y escribir un comentario, pedir disculpas a todos aquellos que se han podido sentir agraviados por la franqueza de mis opiniones, así como recomendar la lectura del artículo "Los mensajes de nuestros gestos" de Ferrán Ramón-Cortés, que hoy ha publicado EL PAIS Semanal.
    De él, quiero destacar su último párrafo: "Todos tenemos a nuestro alrededor un montón de gente a la que vemos decir una cosa y practicar justamente la contraria. Un montón de "pequeños farsantes" que viven convencidos de que se comportan de forma absolutamente distinta de la que nosotros experimentamos. En algunos casos acabamos justificando sus actuaciones por el hecho de ser un hábito: "Siempre lo hace", nos decimos. Pero lo cierto es que pasar por alto estos comportamientos no ayuda a nadie. Es bueno avisarles. No hace falta censurar sus actos ni criticarlos, sencillamente avisar de que su comportamiento no es congruente con su prédica. Es una manera de ayudarles a quitarse la venda de los ojos, y es lo que más puede ayudar a quienes tenemos a nuestro alrededor. Yo he tenido la ocasión de quitarme muchas vendas de los ojos gracias al generoso aviso de los que me rodean, y aunque en el primer momento haya pasado un mal rato, lo he agradecido."
    Por ello, gracias a los que me habéis hecho el regalo de criticar mi post, así como los que habéis compartido opinión conmigo.
    Puedes leer el artículo completo en la web: http://www.elpais.com/articulo/portada/mensajes/gestos/elpepusoceps/20110327elpepspor_7/Tes

    ResponderEliminar
  34. Patético. Cristobal es patético sí. Aunque más patético es ver una masa tan grande de gente que lo sigue. Terapeuta significa cuidador, alguien que se descuida de cuidar a la gente que viene a verlo y además los pone en peligro (hasta los bomberos acudieron, suerte que no paso nada!)no merece ser tomado en serio como terapeuta, ahora como bufón...

    ResponderEliminar
  35. Me he encontrado este desparpajo de repente y he quedado noqueado. ¿El escritor de este blog no vió la obra susodicha de teatro ni conoce personalmente a Cristóbal? ¿Y lo ha puesto a parir? ¿Hubo un problema de seguridad en un teatro profesional y la culpa no ha sido dirigida ni a la productora ni a la dirección del teatro? ¿Este bloguero desconocido se mete con famosos porque sí? Estoy flipado.
    Sinceramente sin saber quién es este hombre creo que ha hecho un acto de maldad y soberbia y que lo que leyó en el país semanal era sobre todo para él. NO QUIERO CONOCERLO NI QUE ME CONOZCA, debería ser consciente de que a veces los periodistas profesionales nos quedamos con los nombres de buenos blogueros y malos blogueros en línea.
    Haga una buena reflexión y tal vez, por qué no... un acto psicomágico... Suerte!

    ResponderEliminar